viernes, 8 de octubre de 2010

hecha un lío


Todavía está el balcón abierto y son las once de la noche. Carmen Boza suena en mi ordenador porque no puedo sacar su voz de mi cabeza y prefiero que llene toda la casa para así olvidarme de pensar. Tengo dos libros encima de la mesa, pero soy incapaz de leer hoy. Tampoco soy muy capaz de escribir, para qué engañar a nadie. He bloqueado la línea de mi imaginación porque se está volviendo impertinente. Me apetecen cerezas y pienso en la teoría del amigo de Chica sobre el proyectar equivocadamente hacia el futuro y así invocar a la desilusión. También pienso en la frase aquella de "ejercitar la paciencia es entrenar la frustración". A veces creo que he desarrollado una incapacidad inaudita para la paciencia. Ya lo he dicho mil veces pero, ¿sabes cuando sueñas con esa parte que no se vivió pero que estaba allí, latiendo en el momento a punto de estallar? Y después te levantas en tu cama, desnutrida y feliz. Conforme amanece te vas sintiendo estúpida y después funcionaria de la emoción. Ser funcionaria de la emoción es una triste pena gris, pero ayuda mucho a respirar y a reírte a carcajadas, a que el gato se te suba al regazo a ronronearte las despedidas, a que te hagan promesas que no te interesan demasiado, a que encajes el pasado en las ironías del presente cuando Chelo llama por teléfono y se te encoge el estómago de rabia porque no quieres compartirla con esa parte de ti que desconoce. Tengo mucho sueño, se me cierra un ojo y se me frunce la boca. Hoy estoy decidida a soñar con cosas insignificantes.  Porque a veces cuando quieres ser valiente eres cobarde y al revés. ¡Qué injusticia!

3 comentarios:

Juan dijo...

No había reparado en eso de la paciencia y la frustración, hay Dios, no quiero esperar.

DANI dijo...

Creo que me has descrito a la perfección. Me gutaría ser siempre feliz, pero las contradicciones se agolpan para joderlo todo ;(

Besos guapa, se feliz y sueña facil.

Tony dijo...

funcionaria de la emoción!!!lo triste, que funcionario deriva (no lo digo yo) a monótono, sin ganas; lo bueno, que funcionario e quivale a "algo que funciona", y a la larga lo importante es quee las cosas funcionen, ya sea siendo funcionario....o siendo autónomo...jijiji