martes, 11 de mayo de 2010

deseos (por Marta Mesa)








Tengo a Marta llenándome la casa de luz por las tardes. Me gusta imaginarla en los rincones de mi hormiguero mientras no estoy. Abrir la puerta y verla haciendo fotografías con el pelo recogido, observarla mientras termina una película, prepararle la merienda, escucharla, charlar. Es inquietante saber que aunque esté cinco minutos de aquí, metida en una clase, Marta continúa en el sofá verde, con los lápices sobre la mesa, distraída.

Por eso comparto estos deseos de Marta, estas ilustraciones, y me quedo con las tres primeras, aunque en días como estos, me conformaría con el número tres para que los martes dejasen de estar en mi lista negra.


1 comentario:

Juan y Leticia dijo...

Propongo volvera zahara de los atunes, y como está difícil hacerlo ahora, habrá que rescatar por ahí una caja de cerezas.

Por cierto, la palabra que me pide que escriba es "chousche". Me gusta